17 sept. 2007

Agbar


Anilinas, lápiz negro acuarelable y acrílico blanco. 2006.

21 x 14,8 cm.

Se trata de la torre Agbar de Barcelona, con sus vivos colores cuando es de noche.
Forma parte de una serie de 10 imágenes, con lugares de Barcelona como motivo principal.

4 comentarios:

Javi dijo...

Parece un pirulo... (dios... que imaginativo estoy)

Carolina Bensler dijo...

Jajajaja! Todo el mundo lo dice xDD

DW dijo...

Para mí es uno de los edificios contemporáneos más bellos que tiene la ciudad. Más que nada me gusta de noche, cuando está todo iluminado. ;)

Carolina Bensler dijo...

De noche es muy llamativo, pero de día tiene un algo muy especial, pues es el reflejo del cielo y de las nubes. Tiene su encanto tanto de día como de noche.